Tómese un momento para meditar

Escrito por Stacy Simon. Traducción por ContextGlobal, Inc. y editado por Rafael Delfín.
young black man wearing athletic wear sitting in the park meditating


¡La vida es ajetreada! El trabajo, la escuela, la familia, los amigos y las actividades pueden dejarnos estresados y exhaustos a muchos de nosotros. Tomar un descanso de vez en cuando, es bueno para la mente y para el cuerpo. Una manera de conseguir algunos momentos verdaderamente tranquilos es mediante la meditación.

La meditación se considera una terapia complementaria o “integral” mente-cuerpo y puede usarse junto con un tratamiento estándar o convencional para algunas afecciones de la salud. La meditación por lo general se considera segura y usa la concentración o la reflexión para relajar el cuerpo y calmar la mente. Algunos estudios han mostrado que practicar meditación puede ser útil para una serie de condiciones de salud así como también para promover un mejor sueño y levantar el estado de ánimo.

Las personas pueden usar la meditación para sentirse más calmadas y más relajadas físicamente, ayudar a equilibrar sus emociones y simplemente para sentirse mejor en general. Aquí se detallan algunas de las cosas que los estudios nos han indicado sobre los beneficios de salud de la meditación según los Institutos Nacionales de la Salud (NIH):

  • Cuando se usa junto con un tratamiento médico convencional, la meditación puede ayudar a reducir la presión sanguínea.
  • Los programas basados en la meditación pueden ayudar a reducir los síntomas con la menopausia, tales como sofocos, trastornos del sueño y del humor, estrés, y dolor en músculos y articulaciones.
  • Algunas evidencias muestran que la meditación puede ayudar a disminuir síntomas de ansiedad, depresión y dolor.
  • Para algunos pacientes con cáncer, se ha demostrado que la meditación ayuda a aliviar la ansiedad, el estrés, la fatiga y a mejorar el sueño y el humor, cuando se usa junto con un tratamiento médico estándar.

Existen muchas maneras de meditar. Algunas personas que practican meditación recomiendan repetir una palabra o una frase en voz alta; algunos usan movimientos físicos, como el tai chi o el Aikido. Muchas personas meditan simplemente encontrando un lugar tranquilo, cerrando los ojos y concentrándose en su respiración o en otros elementos relajantes.

Según los NIH, la mayoría de los tipos de meditación tienen 4 cosas en común:

  • Un lugar tranquilo con pocas o ninguna distracción.
  • Una postura o movimiento específico, tal como una manera de sentarse, acostarse o caminar.
  • Un foco de atención en una palabra, un objeto o en la respiración.
  • Una actitud abierta que permite que las distracciones vayan y vengan sin juzgarlas.

Aprenda más sobre cómo usar terapias complementarias durante y después del tratamiento del cáncer. Y recuerde, es muy importante hablar con su médico o enfermera sobre cualquier método complementario que esté empleando o que esté considerando probar.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.