Datos sobre la vacuna contra el VPH

Las vacunas para prevenir las infecciones por el virus del papiloma humano (VPH) siguen demostrando ser seguras y eficaces. La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda la vacuna como una manera de evitar que más personas lleguen a tener cáncer. La vacunación contra el VPH es una forma de prevención del cáncer.

Sin embargo, los mitos y rumores compartidos en redes sociales, blogs y sitios Web sobre salud alternativa expresan mensajes que podrían intimidar a la gente de recibir vacunas que podrían salvar la vida. Los expertos médicos de la Sociedad Americana Contra el Cáncer han preparado una lista de datos factuales sobre la vacuna del VPH. Si tiene cualquier pregunta que no sea respondida a continuación, llámenos al 1-800-227-2345. Estamos a su disposición en cualquier momento que nos necesite.

Dato factual 1: La vacuna es eficaz para la prevención del cáncer.

Los estudios siguen reportando que la vacunación contra el VPH ha dado muy buenos resultados. Ha disminuido el número de infecciones con el VPH, así como los casos de pre-cáncer por VPH en personas jóvenes desde que la inmunización ha estado disponible. Desde que se sabe que el VPH es un causante de cáncer en hombres y mujeres, la vacunación puede ayudar a prevenir los tipos de cáncer atribuidos a este virus cuando los niños y niñas se vuelven mayores.

Dato factual 2: La vacuna es segura.

La vacuna contra el VPH ha estado disponible para el público desde el año 2006. Las vacunas fueron sometidas a estudios minuciosos de seguridad antes de ponerse a disposición de la gente. La seguridad de la vacuna es algo que siempre estará monitoreándose. Más de 270 millones de dosis de vacunas contra el VPH se han administrado en el mundo, incluyendo 100 millones de dosis en los EE.UU., y los estudios siguen indicando que la vacuna es muy segura.

Como suele ser con cualquier medicamento o inyección, puede que surjan efectos secundarios leves que son comunes, como dolor de cabeza o fiebre. Puede haber algo de dolor, enrojecimiento y/o inflamación en la parte donde se aplicó la inyección. Es posible que una persona presente tenga algún efecto secundario de mayor gravedad, como una reacción alérgica o un desmayo al momento de recibir la vacuna. Los adolescentes que tengan una alergia grave a la levadura o a cualquiera de las sustancias contenidas en la vacuna deberán evitar la vacuna contra el VPH.

Dato factual 3: La vacunación contra el VPH consiste de una serie de inyecciones que se aplican a niños y niñas.

Se recomienda de forma contundente la vacuna contra el VPH para niños y niñas. Al ser mayores, la vacuna puede protegerles de la infección con los tipos más comunes del VPH que pueden causar cáncer. Se sabe que el VPH puede ser acusante de la mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino, así como contribuir en el desarrollo de cáncer en vulva, vagina, pene, ano y garganta.

Debido a que las vacunas se usan para ayudar a prevenir enfermedades, los niños son vacunados antes de estar expuestos al virus. La vacunación deberá comenzar a los 11 o 12 años para que ofrezca la mayor protección en la prevención del cáncer debido al VPH. El VPH es tan común que casi todos estaremos en contacto con este virus en algún momento de nuestras vidas. La inmunización de sus hijos contra el VPH los ayudará a estar protegidos.

La vacunación contra el VPH consiste de una serie de dos inyecciones que se aplican con un tiempo de 6 a 12 meses entre cada dosis en niños de 11 o 12 años. La serie deberá haberse completado para cuando tengan 13 años. Consulte con el médico de sus hijo sobre cómo la serie de inyecciones podría variar si el niño tiene 13 años o más.

Dato factual 4: La vacuna contra el VPH no contiene sustancias dañinas.

Para algunos padres les resulta preocupante los ingredientes de la vacuna, siendo el aluminio uno de ellos. Hay aluminio en la vacuna contra el VPH, pero en una cantidad que es segura. Las vacunas que contienen aluminio han estado siendo aplicadas por años en más de mil millones de personas. De hecho, todos los días estamos en contacto con el aluminio: en los alimentos que consumimos, los utensilios que usamos para comer, el agua que bebemos y hasta en la leche materna está presente. Todos los días, bebés, niños y adultos tenemos contacto con una cantidad mayor de aluminio que la contenida en la vacuna.

Dato factual 5: La vacuna contra el VPH no causa problemas de fertilidad.

La investigación no ha encontrado que las vacunas contra el VPH generen problemas de fertilidad (dificultad para tener hijos). La vacuna puede ayudar a proteger a las mujeres en el futuro con los problemas de fertilidad que están relacionados al cáncer de cuello uterino. La vacuna contra el VPH es una forma segura de proteger la salud y capacidad de tener bebés saludables.

Dato factual 6: La inmunización que la vacunas contra el VPH ofrece perdura por largo plazo (probablemente para toda la vida).

Si sus hijos reciben la vacuna contra el VPH, entonces sus cuerpos desarrollarán los anticuerpos que combaten el virus. Los anticuerpos son proteínas que ofrecen una fuerte protección duradera. Aunque actualmente no hay algo que indique que esta protección disminuye con el tiempo, se están realizando estudios que están observando esto.

Los estudios actuales sugieren que la protección que ofrece la vacuna dura un largo plazo. Si los estudios llegan a indicar que la protección disminuye, puede que se requiera aplicar una inyección de refuerzo, tal como es el caso con otras vacunas.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: febrero 11, 2016 Actualización más reciente: junio 5, 2018

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.